Disfraces de Halloween para gatos: ¿sí o no?

No se ven muy felices...

No se ven muy felices...

El problema con los gatitos (y con cualquier otro animal), es que no puede manifestarnos su queja, y por lo tanto, la gente asume que le encanta ese sombrero de bruja.

Sin embargo, un disfraz  puede interferir con sus actividades cotidianas: beber agua, ir al arenero, correr, o saltar. Sus cosas de gato, vamos.

Y ya los disfraces para mininos a veces son realmente exagerados, seamos honestos, ¿no es normal que mucha gente los encuentre crueles?

Pero no queremos ser aguafiestas... ¿hay una manera inofensiva de poner a tu gato a tono con las celebraciones?

por Sindy G. Bustamante