La terrible razón por la que nunca deberías darle leche a tu gato

El problema de la lactosa

El problema de la lactosa

 La mayoría de los gatos adultos son, de hecho, intolerantes a la lactosa. Como cualquier bebé, necesitan la leche cuando son pequeños. Sin embargo, una vez que han empezado a comer sólidos, no sólo ya no la requieren, sino que su cuerpo se vuelve incapaz de digerir correctamente la lactosa (como  nos pasa también a nosotros, por cierto).

por Sindy G. Bustamante