Trucos garantizados para que tu gato no arañe el sofá

Primero lo primero

Primero lo primero

Tu gato necesita al menos un rascador, ya sea un poste o alguna otra forma.Sin embargo, puede que Mirru al principio no se sienta muy cómodo y prefiera el viejo y conocido sofá.

Para animarlo a cambiar de sitio, considera que el rascador sea el ideal. Es necesario que el rascador sea por lo menos tan alto como tu gato parado en sus patitas traseras. También asegúrate de que tiene una base bien firme, porque si se le cae encima la primera vez que se anima a usarlo, ya puedes ir pensando cómo deshacerte del flamante rascador nuevo.

por Sindy G. Bustamante