Conoce al primer gato biónico que está haciendo historia en Bulgaria

Este minino es único ¡y tiene mucho amor para dar!

Un accidente

Este gatito llamado Pooh vivía en las calles de un pueblo búlgaro. Nadie se ocupaba especialmente de él, pero una mujer le dejaba comida de vez en cuando.

Pero un día, nadie sabe exactamente cómo, Pooh sufrió un accidente y quedó gravemente herido de las patas traseras.

Cuando la mujer que lo alimentaba se dio cuenta, lo llevó a un hospital veterinario de inmediato. Ahí,  Vladislav Zlatinov, el veterinario que lo atendió, se dio cuenta de que la herida era demasiado grave y que probablemente el gatito iba a perder ambas patas.

por Sindy G. Bustamante