Encontró una gatita congelada en su puerta y lo que hizo le salvó la vida

Un bañito tibio

Un bañito tibio

Eso era todo lo que necesitaba para llevarla dentro de la casa e intentar traerla de vuelta.

Le dio un baño tibio y poco a poco, la gatita empezó a reaccionar. Decidió llamarla Elsa, como la reina de las nieves en la película Frozen.

Tras el baño y arropadita en una manta gruesa, la minina poco a poco fue moviéndose más y más.

por Sindy G. Bustamante