La entrevista de esta niña a su gato es demasiado graciosa

La entrevista

La entrevista

Todo comienza muy educadamente...

 

YO: Coco, ¿puedo acariciarte la cabeza?

COCO: ¡Por supuesto!

YO: ¿La espalda?

COCO: Claro.

 

Pero pronto, las cosas empiezan a ponerse tensas...

YO: ¿La panza?

COCO: ¡ TIENES PROHIBIDO TOCARME LA PANZA JAMÁS EN LA VIDA!

YO: ¿Las patas?

COCO: ¡¡¡NO!!!

YO: ¿La cola?

COCO: ¡Absolutamente no!

 

Hasta que, definitivamente, acaban muy mal...

YO: ¿El trasero?

COCO: ¿QUÉ TE PASA? ¡PERVERTIDA! ¡¡¡ESTA ENTREVISTA SE ACABÓ!!!

por Sindy G. Bustamante