Este gatito enfermo estaba condenado a morir, pero un milagro lo salvo justo a tiempo

Abrazaba a su juguete de peluche y estaba cada día más malito

Muy enfermo y débil

Un día, encontraron un pequeño gatito enfermo y solo, en un callejón en Corea del Sur. Apenas estaba vivo, tenía muchísima hambre y estaba gravemente deshidratado y enfermo.

Lo llevaron a un refugio, donde el personal se hizo cargo de él lo mejor que pudo. Debido a sus múltiples problemas de salud, pensaron que no iba a lograr sobrevivir y lo programaron para dormirlo.

por Sindy G. Bustamante