Los gatos están PROHIBIDOS en Noruega pero la gente encontró una SOLUCIÓN GENIAL para quedarse con este gatito

En esta isla noruega no se permite tener gatos, pero los pobladores ¡encontraron una solución!

¿Nada de gatos?

Barentsburg es un pequeño pueblo situado en el archipiélago noruego de Svalbard. Para no perturbar el equilibrio ecológico del archipiélago, tener gatos está estrictamente prohibido.

Sin embargo, hay una adorable y esponjosa excepción que logró saltarse todas las reglas: el gatito Kesha.

por Sindy G. Bustamante