Hicieron MALDADES ¡y ahora buscan CÓMO PAGAR!

¿Qué haces cuando rompiste algo, debes pagarlo y eres un gato? Estos gatitos decidieron aventurarse en el comercio...

No importa si les cae pelo, los kiwis son peludos por naturaleza... ¿te apuntamos para tres kilos?

Irina, que no se ve muy entusiasmada con las ventas...

Por los besitos azucarados de ese bebé pagaríamos millones... ¡seguro que compra unas cortinas más lindas que las de antes!

Ojalá no haya sido un cargador muy caro... 

Seamos honestos, es culpa del vecino por dejar la cena sin vigilancia.

Acá vemos una actitud un poco más gatuna... Y que además ha reportado más beneficios.

Y Jenny, que es una gatita como dios manda ;)

por Sindy G. Bustamante