¿Qué te están diciendo los maullidos de tu gato?

Los gatos maúllan para comunicarse con los humanos, más que con otros gatos

El acento de los maullidos

Si vives con un gato, seguramente ya sabes que maúlla cuando quiere entrar, cuando quiere salir, quizá cuando tiene hambre o cuando necesita que te despiertes a las tres de la madrugada.

Y muy probablemente, hables con él. No hay nada de qué avergonzarse, ya que de acuerdo con una encuesta llevada a cabo en Nueva York, casi toda la gente que tiene mascotas habla con ellas. Además, es claro que comprendemos cuándo maúllan (o ladran) y para qué quieren llamar nuestra atención (la puerta cerrada, el plato vacío, etcétera).

Pero al parecer, las cosas van aún más lejos. Una investigadora sueca, especializada en fonética y amante de los gatos, está tratando de descubrir significados más precisos en los maullidos y quiere saber si el habla humana local influye en la forma en que maúllan los gatos. O sea, que tu Mirru tal vez maúlla con acento de la Ciudad de México o de Buenos Aires...

por Sindy G. Bustamante