Cómo envolver un regalo en TREINTA Y SEIS sencillos pasos

Si hay gatos cerca, no pueden ser menos pasos, lo sentimos

¡A envolver regalos!

Llégó esa época en que tienes miles de regalos qué envolver y solo media hora para hacerlo. Lo que más quisieras es que Mirru te echara una pata y envolviera los regalos de tu tía Laurita y tus tres primos. Pero lo cierto es que cuando hay gatos cerca, es poco probable que esta tarea sea eficaz. 

Aquí están los pasos más rápidos para hacerlo.

Nos gustaría que fueran todavía más rápidos, pero no se puede. Lo intentamos. Lo intentaron nuestras madres. Lo intentó la NASA. No se puede.

 

Sencíllísimos pasos:

1. Quita a Mirru de la mesa donde vas a envolver.

2. Extiende el papel de regalo

3. Coloca tu regalo en el centro.

4. Mirru está mordiendo la esquina del papel. Ya le hizo hoyitos. Regáñalo y detenlo.

5. Dobla un lado del papel para cubrir la mitad del regalo.

6. Toma un poco de cinta adhesiva... ¡¿dónde está la cinta?! Ah, Mirru la tiró de la mesa.

7. Recoge la cinta. ¿El gato está sacando los calcetines esponjosos que compraste para tu papá?

8. ¡Allá los lleva! ¡Vuelve acá, gato latoso! ¿por qué no me dijiste que querías calcetines?

9. Ahora que lo alcanzaste, quítale el regalo de tu padre y sacúdelo un poco. (El regalo, claro).

 

 

por Sindy G. Bustamante