Tu gato podría salvar a tu bebé de tener asma

Esto es lo que descubrió una investigación danesa sobre la convivencia entre bebés y gatos

Gatos y bebés

Muchas personas piensan que no es buena idea que los bebés o los niños pequeños convivan con mascotas, y mucho menos con unas mascotas tan peludas como los gatos. A algunas personas les preocupa que precisamente, estar en contacto con el pelo y el polvo que se puede guardar en él, cause que sus hijos desarrollen problemas respiratorios asociados con el asma.

Sin embargo, una reciente investigación danesa mostró justamente lo contrario: estar en contacto con gatos puede ayudar a que los niños propensos a este problema no lo desarrollen. 

Por otra parte, el estudio señala que lo perros no tienen el mismo efecto y no ayudan a evitar el desarrollo de este problema.

por Sindy G. Bustamante