Esta miedosa perrita adoptada solo se tranquiliza junto a su hermana gatuna

Presentaciones

Presentaciones

Lady amó a su hermanita desde la primera vez que la vio. Y fue tan entusiasta (ya sabes cómo son los perros), que a Kitty le dio un poco de miedo. Sin embargo, poco a poco fue habituándose y unas horas después estaba dormida en la barriguita tibia de su hermana canina.

Y Lady no podría haber estado más entusiasmada. Su humana cuenta que le llevaba sus juguetes favoritos o le acercaba su propia cama para que durmiera. 

por Sindy G. Bustamante